Ir al contenido principal

Sabes las Consecuencias que tiene en el Niño, el adjudicarles tíos, abuelos o demás figuras que en realidad no lo son dentro de su Sistema Familiar?

   Cuántas veces no escuchamos dentro de nuestra familia a madres o padres diciendo frases como estas a sus hijos: "mi amor saluda a tu tía Adriana", cuando en realidad Adriana no es hermana de ninguno de los padres, sino que es una prima o amiga, que fue muy unida con uno de los padres o cuando les ponemos abuelitos que en realidad no lo son. Esta desconfiguración de roles dentro del sistema, ¿será positiva para el niño?

   En muchas familias observamos en diversas ocasiones, cuando la madre o el padre le adjudican figuras familiares a sus hijos, con parientes o amigos que no ocupan ese lugar y en esta asignación equivocada de roles, los educan para que los llamen y traten en base a esas figuras que en realidad no representan.  Al hacer esto, no estamos midiendo la importancia que tiene el lugar que ocupa cada miembro de la familia dentro del sistema (orden y jerarquía) y lo desequilibramos.

   Los Padres deben tener presente, que a los hijos no les pueden estar asignando abuelos, tíos, hermanos o demás parentescos ficticios, aunque éstos pertenezcan a nuestro sistema familiar. Cuando a los niños le asignamos o adjudicamos figuras familiares con roles que no corresponden dentro del sistema real del niño, generamos en ellos un gran desequilibrio en relación al sentido de pertenencia a su grupo familiar de origen, porque el niño no encuentra un lugar verdadero en él, ya que internamente sienten que no tienen un lugar dentro de la familia, ni dentro de la escuela, ni en ninguna parte. Van a ser estos niños que a donde sea que los lleves, van a sentir que se quieren ir al poco tiempo o van a comportarse de una manera tal,que te los tienes que llevar; de igual manera, ellos tampoco se sienten cómodos dentro de su propio hogar. Esto se da, porque internamente les estás causando una gran confusión, lo que les lleva a sentir que no pertenecen.

   Por lo anteriormente explicado, es muy importante que eduquemos a los niños a llamar a sus primos como primos y tratarlos como tal, a sus tíos como tíos y mantener ante ellos el trato que les corresponde en una relación tío - sobrino y de igual forma con los abuelos. Cuando por ejemplo, haces que un niño trate a sus primos mayores como tíos y además haces que les llamen tíos, cuando en realidad son sus primos, generas un desequilibrio total de roles, porque el alma del sistema sabe que ellos no son sus tíos y la relación que debería existir entre esas dos partes es de primos. Los primos tienen camaradería, es una relación entre iguales, en cambio la relación tío - sobrino, aunque también es armoniosa y pueda estar basada en mucha confianza, tiene una gran diferencia de jerarquía, que implica un respeto mayor del sobrino hacia su tío. Si tú haces ver al niño, que el primo es tu tío, ya estás sacando a tu hijo de contexto y le alteras su sistema interno familiar.

   De la misma manera sucede con los abuelos, sólo pueden ser abuelos los padres biológicos de los padres de los niños, si le atribuyes a otras figuras este rol, el único que internamente se desequilibra es el niño, porque su corazón sabe que esas personas no lo son y eso causa un gran dolor en el alma, además que generas una gran exclusión en las verdaderas personas que deben ocupar ese lugar.

   ¿Todo esto qué trae como consecuencia?, una profunda rabia en el niño, que a veces no nos explicamos de dónde le viene y no miramos que nosotros le hemos desestructurado su sistema y a la larga, cuando crecen, llegan a ser jóvenes y adultos que se van de sus casas o se alejan de su familia de origen (mamá y papá), porque sienten que no pertenecen y en los casos más graves, terminan siendo personas enfermas.

   Respetemos los sistemas familiares de nuestros hijos, dándole el lugar que le corresponde a cada miembro dentro del mismo, sin generar exclusiones, así tendremos hijos felices, sanos y con fuerza para tomar la vida.





Geraldine J. Lange Rodríguez
Lic. Educación Mención Cs. Sociales. UCAB- Venezuela

Msc. Dirección de Centros Educativos. Centro Universitario Villanueva- Universidad Complutense, Madrid-España
Diplomada en Pedagogía Sistémica –CUDEC- México - Fundación Internacional Planeta Libre- Cátedra de la UNESCO, UCV, Venezuela
Twitter: @geralange
Blog de estrategias de Marketing y Dirección de Centros Educativos:

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL RETIRO O EXPULSIÓN DE LA CLASE: ¿Una medida excluyente que no resuelve el problema de fondo?

¡Por favor te retiras de mi clase!, ya estoy cansada de tus interrupciones. Esta es una expresión muy típica que escuchamos a diario en nuestras aulas, es la frase prácticamente cliché que utilizan nuestros docentes para "deshacerse" del estudiante que le está causando problemas en el salón de clases. Es una práctica muy antigua, que está instaurada en las dinámicas de actuación escolar por parte de nuestros educadores, pero en realidad esta"solución" ¿les resuelve el problema?, el niño o joven ¿mejora su comportamiento luego de ser expulsado de una clase?, ¿qué sucede con el resto del grupo?, ¿Qué pasa con este chico que pasa entre una hora y una hora y media fuera del salón sin hacer nada?.
   El retiro o expulsión del aula, se ha convertido en la estrategia más común como medida disciplinaria en las aulas, sin embargo, es una de las medidas menos pedagógicas que se puede llevar a cabo, debido a que la expulsión por sí sola no deja en el estudiante ningún tipo de …

¡MI PAREJA TIENE HIJOS! ¿Están primero ellos o yo?

Cuando hablamos de una relación de pareja, nos estamos refiriendo a una relación entre dos iguales, en donde ninguno es mejor que el otro y en donde existe un equilibrio entre lo que uno da y el otro toma y viceversa. Este sería el orden natural en una pareja común; sin embargo, cuando ya entre alguno de sus miembros ha habido un divorcio y además de esa pasada relación quedaron hijos, el orden del amor va a cambiar.

   Es muy frecuente encontrar  parejas, en donde uno de sus miembros tiene hijos y el otro no, se producen sentimientos de desplazamiento, porque su pareja tiende a dedicar tiempo a sus hijos o simplemente los chicos son incluídos en gran parte de sus actividades. Es aquí en donde la persona que no tiene hijos previos, debe tener muy claro su lugar dentro de esta relación, porque va a estar en segundo lugar, mientras no tenga hijos con esa persona.
   Bert Hellinger plantea los órdenes del amor, en donde hace referencia a la jerarquía y explica que todos los que estuvier…

¿EL APRENDER A: Ser, Conocer, Hacer y Vivir Juntos son suficientes para la formación educativa del futuro?

Hasta hace unos pocos años atrás la búsqueda de personal en una empresa estaba centrada principalmente en candidatos que cumplieran con un título universitario que los acreditara para ejercer un cargo y determinadas funciones, con el paso de los años, esas exigencias se han ido incrementando y no sólo basta contar con el primer requisito, sino que también debemos tener estudios de cuarto nivel, dominar varias lenguas y tener la capacidad de adaptarnos a los cambios rápidos que se están dando en la sociedad, la economía y los ritmos de vida, que por ende influyen en nuestro trabajo y en nuestra forma de afrontarlos y manejar esta situación.
   Si bien pareciera que si contamos con todo lo anterior, ya tenemos garantizado nuestro éxito profesional y laboral, sin embargo, podríamos agregar dos componentes que hoy en día es importante contar con ellos: 1.- Ser competentes en lo que hacemos, 2.- Desarrollar las habilidades que nos permitan desarrollarnos de manera efectiva y eficaz en el ám…

¿Sabes qué asignaturas están vinculadas a la relación de nuestros estudiantes con el padre o con la madre? Algunos tips para trabajar estas dificultades en el aula

Através de los anteriores artículos que he publicado, hemos venido desarrollando, que dentro de las escuelas debemos trabajar los órdenes del amor de Bert Hellinger, basados en la jerarquía, la pertenencia y el equilibrio entre dar y tomar, para que las dinámicas escolares tengan unamejor fluidez.
   Lo primero que debemos hacer es ordenar la escuela y poner a cada quien en su lugar. Este orden es para todo y tiene su base en que lo que nos toca hacer, lo tenemos quever y realizar desde nuestro lugar, porque de lo contrario, gastamos mucha energía tratando de resolver asuntos que no nos corresponde. La Pedagogía Sistémica se basa en incluir y ésto está referido a que no consiste en pelearse en cómo lo hacen los demás, sino que debemos centrarnos en lo que a cada uno nos compete hacer y mirar con buenos ojos al que lo hace diferente a nosotros.
Para poder alcanzar esta amplitud de pensamiento, es imprescindible, que miremos de manera atenta el fenómeno, lo que está ocurriendo  y ampliem…

Una Mirada Amorosa a la Entrevista Escolar con los Padres de Familia

Dentro de las diversas responsabilidades que tenemos los educadores en nuestra tarea pedagógica, se encuentra el trabajo que debemos realizar con los padres de familia, con la finalidad de buscar el bienestar de esta persona que tenemos en común que es nuestro alumno. 

Los directivos de centros educativos, debemos organizar el horario de nuestros maestros, de manera tal, que incluyamos por lo menos una hora semanal para que los padres puedan acudir a conversar con los educadores en relación al desempeño de su hijo en la escuela. De igual manera, para que el docente cuente con un espacio dedicado a convocar a los padres para trabajar en conjunto en la labor educativa de sus hijos.
Esta entrevista con los padres y representantes, no puede ser desarrollada en cualquier lugar de la escuela, ni de cualquier manera, porque de la manera como la conduzcamos y la desarrollemos, va a depender el éxito o no de conseguir un trabajo armonioso y colaborativo entre las dos partes que se reúnen en pro …