Ir al contenido principal

AULAS MULTICULTURALES: ESPACIOS IDEALES PARA DESARROLLAR LA SANA CONVIVENCIA , EL AMOR Y EL RESPETO A LA DIFERENCIA

  

   Actualmente estamos viviendo en un mundo cada vez más globalizado, en donde los procesos migratorios se generan con más frecuencia, producto del desarrollo de un mayor número de empresas transnacionales, flexibilización de los requisitos migratorios entre las naciones y la movilización de ciudadanos de un país a otro en busca de mejor calidad de vida y seguridad. 

   Nuestros colegios no se escapan de esta realidad, muy al contrario, es una situación que cada día se hace más presente en las aulas y ante la cual los maestros tenemos el deber de estar preparados para afrontarla y lograr integrar a estos niños inmigrantes a las dinámicas escolares y sociales, las cuales en su mayoría distan mucho en parecerse a las de sus países de origen.

  En mi experiencia docente, he tenido la oportunidad de trabajar en un centro educativo católico privado, al cual llega un buen número de familias extranjeras en búsqueda de una plaza para sus hijos, en nuestras aulas tenemos niños y jóvenes chinos, argentinos, rusos, eslovenos, ecuatorianos, portugueses, italianos, españoles, brasileros, peruanos, colombianos, entre otras tantas nacionalidades que cada día se van incorporando y con las cuales hemos tenido el gusto de trabajar y generar un intercambio cultural, religioso y social.
  
   Para que esta inserción sea positiva, es fundamental que las políticas del centro tengan una visión amplia, de aceptación y respeto a las costumbres y a la religión de las familias que recibimos, porque de lo contrario la adaptación de estos chicos no se hace posible. El punto de inicio está en el equipo directivo, quien debe tener una visión de respeto y acogida hacia las familias extranjeras que son parte de nuestra comunidad. Esta postura sirve de punto de enlace con los maestros quienes son en definitiva, los que tienen en sus manos el manejo directo de los estudiantes extranjeros que se incorporan y son los que hacen posible su integración con el resto del grupo.

    ¿ Qué podríamos hacer?

   El primer punto de encuentro está entre el grupo familiar con el directivo del centro quien lleva a cabo la entrevista de ingreso al colegio. Si bien esta reunión se debe dar de igual forma como lo hacemos con las otras familias nacionales, en ellas debemos dedicar un tiempo extra para conversar en relación a las costumbres y la religión del chico, de igual manera, el directivo debe comunicarle a la familia que su cultura y religión serán respetadas e integradas al grupo con el cual compartirá su hijo y que son bienvenidos al centro. Es increíble ver, como con este pequeño gesto, se les ilumnia el rostro a estos padres que llegan a nuestros colegios llenos de tantas expectativas y temores y se van con un pedacito de su corazón tranquilo, porque sienten que dejarán parte del día a sus hijos en un sitio amable y en donde ellos, su país y sus costumbres tendrán un lugar.

   Si bien lo descrito anteriormente es el primer paso, lo más importante va a estar centrado en las dinámicas del aula, en donde los docentes van un jugar un rol fundamental. El directivo tiene la responsabilidad de transmitirle al docente lo conversado con los padres y si es posible realizar una reunión previa a la incorporación del niño, para que el maestro conozca su realidad y así pueda trabajar mejor su integración con el resto, generando un clima de respeto, tolerancia y solidaridad.

  Particularmente considero que desde ya nuestras escuelas, a través de los educadores, deben ir trabajando desde el nivel de infantil o inicial ciertas estrategias que fomenten la interculturalidad, utilizando como herramientas de enlace los cuentos, las historias, los títeres y la música.

   No debemos olvidar que este es un proceso que involucra no sólo a los directivos, los docentes, los niños que son parte del aula y los niños que ingresan de origen extranjero,sino que también juega un papel importante las familias tanto de los estudiantes extranjeros como las familias de los estudiantes del país receptor, a quienes también debemos relacionar, ideando espacios en donde puedan compartir.

   Comparto algunas ideas que podemos desarrollar:
  •  Podríamos tomar como punto de partida las lenguas presentes en el aula, exigiendo a los niños una correcta pronunciación de los nombres de todos los estudiantes.
  •  Utilizar saludos y despedidas en las lenguas de los chicos y a partir de aquí poder ir haciendo un acercamiento lúdico a las lenguas, lo que nos permitirá crear una base  actitudinal sobre la cual trabajar en cada uno de los niveles educativos. 
  •  Utilizar cuentos cortos, historias y canciones narradas por los familiares en las lenguas de los estudiantes.
  •  Llevar a cabo diversos juegos tradicionales.
  •  Elaborar carteleras o carteles que reflejen la cultura de los diferentes grupos que conforman el salón.
  • Si es un colegio católico, en las clases de religión solicitar al estudiante que no la comparte , la visión que tiene su religión sobre el tema que estamos tratando. 
  • Organizar una vez al año una feria multicultural en donde se organicen stands con venta comida y artesanías,que estén acompañadas de presentaciones folcklóricas de los países de los niños que son parte de nuestra comunidad. Las embajadas colaboran con estas actividades.
  • Decorar el aula con posters que reflejen imágenes de los países de los niños que están conviviendo en el aula. Incluyendo los del país receptor.
  • Organizar un desayuno conjunto con comida típica de diversos países elaborada por las familias.
  • Con los estudiantes más grandes cuando estudian el tema de las migraciones o movimientos poblacionales, se puede realizar una actividad en grupos, en donde los extranjeros expongan y agradezcan a los grupos locales qué han recibido del país que los acoje y de igual manera hagan los grupos de chicos del país receptor, agradeciendo y reconociendo qué han recibido de ellos.
  • Pintar y construir las banderas de los países, estados y comunidades autónomas que interactúan en el aula y pegarlas en las paredes.
  • Elaborar una exposición con los diversos objetos típicos de los diferentes países.
    En fin, esta es una muestra de la cantidad de actividades e ideas que se nos pueden ocurrir, lo más importante es que hoy en día tenemos que abrir el corazón y ampliar la mirada, para desde nuestro lugar contribuir a que los niños con quienes trabajamos lo hagan, logrando así formar  a ciudadanos abiertos, que sean capaces de convivir con el otro a pesar de las diferencias, que puedan tener la capacidad de ver que su cultura es tan válida como la de su compañero, que ninguno es mejor que el otro, sino que simplemente somos diferentes.

  Nuestro reto debe estar enmarcado en unir esfuerzos entre las familias y la escuela, para ir transformando nuestros centros educativos, de ser instituciones transmisoras de conocimiento científico a transmisores de cultura, hábitos, creencias, actitudes y valores y lo podemos lograr, haciendo de estos espacios, instituciones de amor, respeto, tolerancia e igualdad, lugares en donde todos tengamos espacio y podamos convivir con y para el otro, sin exclusiones ni diferencias raciales y sociales, lugares que sean una pequeña burbuja que permita la convivencia sana que deben aprender nuestros estudiantes para que cuando salgan a la calle, logren ser ciudadanos de primera, capaces de convivir con los demás, aceptando su color de piel, sus rasgos raciales, su cultura, sus costumbres y su religión, una educación en y para la libertad. ¿Un gran reto? sí, pero más que un reto es un compromiso, entonces qué estás haciendo tú como docente para lograrlo?


Geraldine J. Lange Rodríguez
Lic. Educación Mención Cs. Sociales. UCAB- Venezuela

Msc. Dirección de Centros Educativos.Centro Universitario Villanueva- Universidad Complutense, Madrid-España
Diplomada en Pedagogía Sistémica –CUDEC- México - Fundación Internacional Planeta Libre- Cátedra de la UNESCO, UCV, Venezuela
Twitter: @geralange
Blog de estrategias de Marketing y Dirección de Centros Educativos:

     
  


   

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL RETIRO O EXPULSIÓN DE LA CLASE: ¿Una medida excluyente que no resuelve el problema de fondo?

¡Por favor te retiras de mi clase!, ya estoy cansada de tus interrupciones. Esta es una expresión muy típica que escuchamos a diario en nuestras aulas, es la frase prácticamente cliché que utilizan nuestros docentes para "deshacerse" del estudiante que le está causando problemas en el salón de clases. Es una práctica muy antigua, que está instaurada en las dinámicas de actuación escolar por parte de nuestros educadores, pero en realidad esta"solución" ¿les resuelve el problema?, el niño o joven ¿mejora su comportamiento luego de ser expulsado de una clase?, ¿qué sucede con el resto del grupo?, ¿Qué pasa con este chico que pasa entre una hora y una hora y media fuera del salón sin hacer nada?.
   El retiro o expulsión del aula, se ha convertido en la estrategia más común como medida disciplinaria en las aulas, sin embargo, es una de las medidas menos pedagógicas que se puede llevar a cabo, debido a que la expulsión por sí sola no deja en el estudiante ningún tipo de …

¡MI PAREJA TIENE HIJOS! ¿Están primero ellos o yo?

Cuando hablamos de una relación de pareja, nos estamos refiriendo a una relación entre dos iguales, en donde ninguno es mejor que el otro y en donde existe un equilibrio entre lo que uno da y el otro toma y viceversa. Este sería el orden natural en una pareja común; sin embargo, cuando ya entre alguno de sus miembros ha habido un divorcio y además de esa pasada relación quedaron hijos, el orden del amor va a cambiar.

   Es muy frecuente encontrar  parejas, en donde uno de sus miembros tiene hijos y el otro no, se producen sentimientos de desplazamiento, porque su pareja tiende a dedicar tiempo a sus hijos o simplemente los chicos son incluídos en gran parte de sus actividades. Es aquí en donde la persona que no tiene hijos previos, debe tener muy claro su lugar dentro de esta relación, porque va a estar en segundo lugar, mientras no tenga hijos con esa persona.
   Bert Hellinger plantea los órdenes del amor, en donde hace referencia a la jerarquía y explica que todos los que estuvier…

¿EL APRENDER A: Ser, Conocer, Hacer y Vivir Juntos son suficientes para la formación educativa del futuro?

Hasta hace unos pocos años atrás la búsqueda de personal en una empresa estaba centrada principalmente en candidatos que cumplieran con un título universitario que los acreditara para ejercer un cargo y determinadas funciones, con el paso de los años, esas exigencias se han ido incrementando y no sólo basta contar con el primer requisito, sino que también debemos tener estudios de cuarto nivel, dominar varias lenguas y tener la capacidad de adaptarnos a los cambios rápidos que se están dando en la sociedad, la economía y los ritmos de vida, que por ende influyen en nuestro trabajo y en nuestra forma de afrontarlos y manejar esta situación.
   Si bien pareciera que si contamos con todo lo anterior, ya tenemos garantizado nuestro éxito profesional y laboral, sin embargo, podríamos agregar dos componentes que hoy en día es importante contar con ellos: 1.- Ser competentes en lo que hacemos, 2.- Desarrollar las habilidades que nos permitan desarrollarnos de manera efectiva y eficaz en el ám…

¿Sabes qué asignaturas están vinculadas a la relación de nuestros estudiantes con el padre o con la madre? Algunos tips para trabajar estas dificultades en el aula

Através de los anteriores artículos que he publicado, hemos venido desarrollando, que dentro de las escuelas debemos trabajar los órdenes del amor de Bert Hellinger, basados en la jerarquía, la pertenencia y el equilibrio entre dar y tomar, para que las dinámicas escolares tengan unamejor fluidez.
   Lo primero que debemos hacer es ordenar la escuela y poner a cada quien en su lugar. Este orden es para todo y tiene su base en que lo que nos toca hacer, lo tenemos quever y realizar desde nuestro lugar, porque de lo contrario, gastamos mucha energía tratando de resolver asuntos que no nos corresponde. La Pedagogía Sistémica se basa en incluir y ésto está referido a que no consiste en pelearse en cómo lo hacen los demás, sino que debemos centrarnos en lo que a cada uno nos compete hacer y mirar con buenos ojos al que lo hace diferente a nosotros.
Para poder alcanzar esta amplitud de pensamiento, es imprescindible, que miremos de manera atenta el fenómeno, lo que está ocurriendo  y ampliem…

Una Mirada Amorosa a la Entrevista Escolar con los Padres de Familia

Dentro de las diversas responsabilidades que tenemos los educadores en nuestra tarea pedagógica, se encuentra el trabajo que debemos realizar con los padres de familia, con la finalidad de buscar el bienestar de esta persona que tenemos en común que es nuestro alumno. 

Los directivos de centros educativos, debemos organizar el horario de nuestros maestros, de manera tal, que incluyamos por lo menos una hora semanal para que los padres puedan acudir a conversar con los educadores en relación al desempeño de su hijo en la escuela. De igual manera, para que el docente cuente con un espacio dedicado a convocar a los padres para trabajar en conjunto en la labor educativa de sus hijos.
Esta entrevista con los padres y representantes, no puede ser desarrollada en cualquier lugar de la escuela, ni de cualquier manera, porque de la manera como la conduzcamos y la desarrollemos, va a depender el éxito o no de conseguir un trabajo armonioso y colaborativo entre las dos partes que se reúnen en pro …