Ir al contenido principal

Los Vínculos en la Vida y en la Escuela. Cómo Manejar la Ruptura

Imagen de: Jornada creando vínculos
  A lo primero que pertenecemos es a la familia y siempre debemos tener presente, que todos lo miembros de ella, están unidos por un amor innato y profundo. Luego, a lo largo de la vida, comenzamos a pertenecer y formar parte de otros grupos u organizaciones, como son la escuela, equipos deportivos, grupos de estudio, empresas, trabajos y a un sin fin de organizaciones. Sea cual fuere, hay un punto que es importante y está referido a que en cualquier grupo, en el cual estemos y seamos parte, necesitamos sentir que pertenecemos, que somos aceptados, protegidos y queridos. Si estas condiciones no se dan, no nos vamos a sentir bien.

   En cualquiera de estas organizaciones, de las cuales yo sea parte de, se debe dar las siguientes condiciones:
  • Debo ser y sentirme aceptado y mi puesto debe estar muy bien definido.
  • Debe haber una compensación entre lo que recibo y lo que doy, teniendo en cuenta que para dar, primero hay que tomar y recibir y para recibir hay que compensar.
  • Se debe dar un libre desenvolvimiento, en donde se respete el estilo propio y la manera como hacemos las cosas, dentro de un orden que va a ser el que va a permitir que la relación entre las partes crezca.
      Todo esto nos hace formar parte de una unidad mayor, de la cual cada uno es parte de ella y en la cual todos los que la conforman tienen derecho a pertenecer, por lo que no se puede dar la exclusión a ninguna de ellas. Esto nos lleva a considerar que en el caso de la familia, por la propia consanguinidad, no podemos negar nuestro origen y en el caso del trabajo, por muy bien o muy mal que nos haya ido en una empresa, no podemos negar el tiempo que fuimos parte de ella. En el caso de las relaciones laborales, tampoco podemos negar el tiempo que estuvimos trabajando con una persona. "no hay que negar lo que ha habido y lo que hay".

    En la pertenencia, se genera un vínculo y nos damos cuenta, porque en cualquier relación personal, laboral, afectiva o familiar, a la cual no podemos dejar indiferentemente, es porque éste se generó . Por lo tanto, el vínculo lo podríamos definir, como una unión, como un camino que se transita y es esta unión la que va a estar con nosotros por siempre, inclusive cuando la vida es interrumpida, cuando nos vamos de la escuela, cuando terminamos una relación de pareja o una relación laboral.  

   Al darse estas rupturas, se genera una pérdida y con ella el duelo, el cual debemos darle un espacio, transitarlo y vivirlo, dejando un tiempo para recuperarnos. Si no le doy este espacio y no lo vivo, ese duelo puede atraparnos allí para toda la vida, es entonces, cuando no logramos salir de la tristeza, del dolor y nos cuesta mucho mirar lo que está por venir, porque nos quedamos mirando el pasado. 

   Podemos saber que este duelo ya pasó, cuando valoro más la vida, valoro las relaciones, me apetece comenzar otra relación de pareja u otra relación laboral. Si por el contrario, cuando termino cualquier tipo de relación y me quedo en el miedo que me produjo ese dolor, me estoy quedando atrapado allí, no cierro esa etapa de mi vida y por ende, no se dan nuevas oportunidades. "El tamaño de una persona se mide por la cantidad de despedidas y de duelos logrados" Fernando González Úbeda.

   Para transitar el duelo y superarlo, se necesita un tutor de resilencia, quien es la persona que nos va a ayudar, resignificándonos el hecho, es la persona que te dice, que te hace ver y te hace un relato, que te permite impulsarte, porque es quien te hace ver otro sentido de lo ocurrido .

   De esta manera, podemos decir, que el vínculo es una especie de arteria por donde pasa todo.

   ¿Qué relaciones y fuerzas nos involucran? 
  •  El sexo: el sexo es una energía poderosisima, porque nos involucra, nos compromete mucho con otra persona, ya que con él puede venir la vida o puede venir la muerte y en algunos casos, hasta traer enfermedades. Nadie tiene sexo con otro indiferentemente, es una fuerza vital.
  • La Paternidad:  ésta genera un vínculo innegable, ya sea natural, progenitor o adoptivo. 
  • La Ayuda:  Cuando salvamos a alguien la vida, se crea un vínculo muy fuerte. Por ejemplo: los médicos, los rescatadores o cualquier otra persona que simpre esté salvando vidas. Se genera una fusión, en donde tu corazón reconoce que por esa persona tú quedas vivo.
  • La Violencia: Nos vincula fuertemente, nos marca para la vida. Cuando vemos al agresor o a alguien que se parece, el cuerpo se estremece, así ocurra un tiempo largo después.

    Debemos tener claro, que el efecto que tiene el vínculo, es que no se olvida, porque está presente en tí, por eso es tan importante el hacer el duelo para que podamos avanzar, de manera tal, que lo atravesemos y lo transitemos para superarlo y para ello es vital que lo reconozcamos. A las fuerzas vinculantes no hay que negarlas, porque al hacerlo, dejamos de mirarlas y no trabajamos el dolor, lo que a su vez no nos permite ver la vida y continuar.

  ... y en la escuela, ¿cómo podemos manejar el vínculo? 
     Primero que nada, debemos tener presente que la escuela está llena de relaciones: maestro - maestro / maestro - padres / alumno - alumno / alumno - docente / docente - directivos / directivos - padres / directivos - alumnos, etc.  Por lo que la escuela se convierte en el gran entorno de socialización y es un ámbito privilegiado, que tiene otra conciencia y otra amplitud distinta a la de la familia.

   Así como es de grande el vínculo de los chicos con su familia, es de grande con la escuela, es por ello, que cuando una de nuestros estudiantes tiene que salir de las instituciones en donde trabajamos y sea cual fuere el motivo de su salida, debemos hacerle la despedida, hacer algo con él, con sus maestros y  con sus compañeros, para que se vaya bien y agradecerle por haber estado con nosotros durante este tiempo. Se puede hacer una reunión con sus compañeros de aula y sus profesores, en donde cada uno le manifieste algo positivo o bonito que vivió con él o ella en la escuela, en donde los educadores también tengan unas palabras y en donde el chico que se va pueda también agradecer a la escuela y a sus pares. De esta manera, se procesa la despedida y se hace el duelo, con la finalidad de que el muchacho se vaya tranquilo y cuando nos lo volvamos a encontrar, sienta alegría por la institución que dejó. El vínculo emocional con el estudiante tiene que estar abierto para que él aprenda.

   
Geraldine J. Lange Rodríguez
Lic. Educación Mención Cs. Sociales. UCAB- Venezuela

Msc. Dirección de Centros Educativos.Centro Universitario Villanueva- Universidad Complutense, Madrid-España
Diplomada en Pedagogía Sistémica –CUDEC- México - Fundación Internacional Planeta Libre- Cátedra de la UNESCO, UCV, Venezuela
Twitter: @geralange
Blog de estrategias de Marketing y Dirección de Centros Educativos:
    
 

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL RETIRO O EXPULSIÓN DE LA CLASE: ¿Una medida excluyente que no resuelve el problema de fondo?

¡Por favor te retiras de mi clase!, ya estoy cansada de tus interrupciones. Esta es una expresión muy típica que escuchamos a diario en nuestras aulas, es la frase prácticamente cliché que utilizan nuestros docentes para "deshacerse" del estudiante que le está causando problemas en el salón de clases. Es una práctica muy antigua, que está instaurada en las dinámicas de actuación escolar por parte de nuestros educadores, pero en realidad esta"solución" ¿les resuelve el problema?, el niño o joven ¿mejora su comportamiento luego de ser expulsado de una clase?, ¿qué sucede con el resto del grupo?, ¿Qué pasa con este chico que pasa entre una hora y una hora y media fuera del salón sin hacer nada?.
   El retiro o expulsión del aula, se ha convertido en la estrategia más común como medida disciplinaria en las aulas, sin embargo, es una de las medidas menos pedagógicas que se puede llevar a cabo, debido a que la expulsión por sí sola no deja en el estudiante ningún tipo de …

¿EL APRENDER A: Ser, Conocer, Hacer y Vivir Juntos son suficientes para la formación educativa del futuro?

Hasta hace unos pocos años atrás la búsqueda de personal en una empresa estaba centrada principalmente en candidatos que cumplieran con un título universitario que los acreditara para ejercer un cargo y determinadas funciones, con el paso de los años, esas exigencias se han ido incrementando y no sólo basta contar con el primer requisito, sino que también debemos tener estudios de cuarto nivel, dominar varias lenguas y tener la capacidad de adaptarnos a los cambios rápidos que se están dando en la sociedad, la economía y los ritmos de vida, que por ende influyen en nuestro trabajo y en nuestra forma de afrontarlos y manejar esta situación.
   Si bien pareciera que si contamos con todo lo anterior, ya tenemos garantizado nuestro éxito profesional y laboral, sin embargo, podríamos agregar dos componentes que hoy en día es importante contar con ellos: 1.- Ser competentes en lo que hacemos, 2.- Desarrollar las habilidades que nos permitan desarrollarnos de manera efectiva y eficaz en el ám…

¡MI PAREJA TIENE HIJOS! ¿Están primero ellos o yo?

Cuando hablamos de una relación de pareja, nos estamos refiriendo a una relación entre dos iguales, en donde ninguno es mejor que el otro y en donde existe un equilibrio entre lo que uno da y el otro toma y viceversa. Este sería el orden natural en una pareja común; sin embargo, cuando ya entre alguno de sus miembros ha habido un divorcio y además de esa pasada relación quedaron hijos, el orden del amor va a cambiar.

   Es muy frecuente encontrar  parejas, en donde uno de sus miembros tiene hijos y el otro no, se producen sentimientos de desplazamiento, porque su pareja tiende a dedicar tiempo a sus hijos o simplemente los chicos son incluídos en gran parte de sus actividades. Es aquí en donde la persona que no tiene hijos previos, debe tener muy claro su lugar dentro de esta relación, porque va a estar en segundo lugar, mientras no tenga hijos con esa persona.
   Bert Hellinger plantea los órdenes del amor, en donde hace referencia a la jerarquía y explica que todos los que estuvier…

¿Sabes qué asignaturas están vinculadas a la relación de nuestros estudiantes con el padre o con la madre? Algunos tips para trabajar estas dificultades en el aula

Através de los anteriores artículos que he publicado, hemos venido desarrollando, que dentro de las escuelas debemos trabajar los órdenes del amor de Bert Hellinger, basados en la jerarquía, la pertenencia y el equilibrio entre dar y tomar, para que las dinámicas escolares tengan unamejor fluidez.
   Lo primero que debemos hacer es ordenar la escuela y poner a cada quien en su lugar. Este orden es para todo y tiene su base en que lo que nos toca hacer, lo tenemos quever y realizar desde nuestro lugar, porque de lo contrario, gastamos mucha energía tratando de resolver asuntos que no nos corresponde. La Pedagogía Sistémica se basa en incluir y ésto está referido a que no consiste en pelearse en cómo lo hacen los demás, sino que debemos centrarnos en lo que a cada uno nos compete hacer y mirar con buenos ojos al que lo hace diferente a nosotros.
Para poder alcanzar esta amplitud de pensamiento, es imprescindible, que miremos de manera atenta el fenómeno, lo que está ocurriendo  y ampliem…

Una Mirada Amorosa a la Entrevista Escolar con los Padres de Familia

Dentro de las diversas responsabilidades que tenemos los educadores en nuestra tarea pedagógica, se encuentra el trabajo que debemos realizar con los padres de familia, con la finalidad de buscar el bienestar de esta persona que tenemos en común que es nuestro alumno. 

Los directivos de centros educativos, debemos organizar el horario de nuestros maestros, de manera tal, que incluyamos por lo menos una hora semanal para que los padres puedan acudir a conversar con los educadores en relación al desempeño de su hijo en la escuela. De igual manera, para que el docente cuente con un espacio dedicado a convocar a los padres para trabajar en conjunto en la labor educativa de sus hijos.
Esta entrevista con los padres y representantes, no puede ser desarrollada en cualquier lugar de la escuela, ni de cualquier manera, porque de la manera como la conduzcamos y la desarrollemos, va a depender el éxito o no de conseguir un trabajo armonioso y colaborativo entre las dos partes que se reúnen en pro …