Ir al contenido principal

Cómo podemos los educadores mantener el orden de pertenencia en la escuela?

   Ya hemos ido estudiando en mis otros artículos, lo importante que es el orden de pertenencia dentro de nuestras instituciones educativas, razón por la cual los equipos educadores, debemos trabajar en pro de que cada uno de los que formamos parte del sistema escolar: (Ministerio de Educación,  padres, madres,directiva, equipo docente, personal obrero , administrativo y estudiantes), estén incluídos en las acciones que tomemos y que  llevemos a cabo, de manera tal que no generen situaciones de exclusión de alguno de los miembros del sistema, sino que más bien fortalezcan la pertenencia al mismo.

   Como reseñé en mi artículo dedicado al retiro o expulsión del aula, expliqué que cuando como educadores recurrimos a esta medida "disciplinaria", de sacar a un alumno del aula, inmediatamente otro se pone a molestar, porque todo lo que excluimos en el sistema, el mismo sistema inmediatamente lo compensa.

    Resulta que el retiro del aula, no es la única forma de exclusión que se da en las escuelas, existen otras tantas, que desequilibran el sistema y es cuando nos conseguimos que la institución comienza a entrar en una especie de caos, o se comienzan a generar situaciones en donde los estudiantes muestran rebeldía, al igual que los maestros. 

   Otras formas de exclusión son:
  • Negación: Frecuentemente estamos acostumbrados a hablar del "Ser", cuando realizamos un llamado de atención a los estudiantes o en el caso de los directivos escolares cuando conversamos con nuestro personal. Tendemos a decir: " eres así o de otra manera" y resulta que las alusiones al "Ser" no funcionan, por lo que es recomendable, el cambiar este verbo y cuando tengamos este tipo de conversaciones, utilicemos el "Hacer", porque cuando nos referimos al otro señalando al "Ser", le estamos diciendo indirectamente, "no eres correcto como eres" y el otro internamente genera y dice: "¿que no puedo ser lo que me estás diciendo?, ¡puedo ser eso y más!"  y terminamos ocasionando en el otro un sentimiento de molestia, cuyos resultados no van a ser el conseguir cambiar el asunto tratado, sino que más bien vamos a reforzar lo que está interfiriendo en la dinámica armoniosa del equipo. Un ejemplo ante un estudiante que por ejemplo golpea las mesas sería: en vez de decirle, "es que eres muy desordenado y agresivo, has estado golpeando las mesas de tu salón", podríamos conversar con él y en primer lugar preguntarle ¿por qué ha hecho ésto? y una vez escuchada su explicación, indicarle: "lo que has hecho con las mesas no está bien" y darle razón del por qué su acción es incorrecta para él y para todos los que convivimos en la institución.
  • El desprecio, la violencia y la marginación son otras formas de exclusión que generan grandes vacíos en el sistema, porque ya sabemos que todos los que formamos parte de él, tienen derecho a pertenecer y por lo tanto a participar de lo que se planifique y ocurra dentro del mismo. Es por ello, que nos encontramos con que cada día conseguimos menos resultados cuando aplicamos esos castigos escolares, en donde ante las conductas disruptivas de los niños y jóvenes se toman decisiones, en donde no les dejamos participar de algún acto o paseo programado o cuando tienen bajo rendimiento académico no les permitimos ser miembros de los centros de estudiantes o de las agrupaciones estudiantiles. De todo esto, sólo obtenemos más rebeldía, rabia y generamos en los chicos conductas agresivas, en donde vemos que por el contrario, realizan más actos en donde molestan e irrespetan con más intensidad a sus docentes y compañeros. De la misma forma ocurre con los docentes, cuando le damos información a un grupo y a otro no o cuando generamos preferencias.
  • Justicia: Al aplicar las sanciones educativas, siempre las debemos llevar a cabo con un trabajo previo, de hacer que el estudiante y su familia tomen conciencia de lo ocurrido y acepten que esa situación generó un malestar o una consecuencia negativa en el sistema escolar. Ante un quebrantamiento de la norma por parte de algún miembro de la escuela, no podemos aplicar directamente lo establecido en nuestros manuales de convivencia, si primero no se realiza este trabajo al cual estoy haciendo referencia. 
      Es muy común que algún miembro del colegio incurra en alguna falta a la norma y la actuación que se aplique es la siguiente: "En nuestro manual de convivencia dice que ante lo que tú acabas de hacer, se debe aplicar tal sanción" y se procede a sacar al muchacho de la escuela y del acto educativo. Al accionar y actuar de esta manera, estamos declarando lo siguiente: "no sabemos qué hacer contigo, mejor vete", lo que nos está llevando a actuar de una manera injusta, porque no dejamos bien al muchacho , no olvidemos que nuestro deber es buscar que la justicia plasmada en nuestros reglamentos escolares, permita dejarlos a todos bien, incluyendo al que comete la falta.
  • Cuando vayamos a sacar temporal o definitivamente a un estudiante, debemos dialogar mucho con los padres y con el muchacho y hacerle ver el por qué está actuando mal, informarlo de lo que pasa y llegar a acuerdos, de manera tal, que él o ella sienta que le estamos apoyando para salir adelante. Los educadores no debemos perder de vista y tener siempre presente que nuestra labor no es la de castigadores y vengadores de la justicia, nuestra misión como bien lo dice nuestro nombre es EDUCAR y este término implica el que trabajemos con los educandos que nos dan más problemas, con el fin de que mejoren, salgan adelante y se mantengan con nosotros en la escuela. A veces observo a maestros que se sienten satisfechos cuando sacan a un estudiante de la escuela y hasta llegamos a escuchar expresiones tales como: "estoy haciendo y llenando todos los procedimientos administrativos, para ver cómo salimos de este niño" y yo me pregunto: antes de llenar todos estos procedimientos y formatos administrativos ¿qué trabajo pedagógico y psicológico se realizó con esa persona y su familia?, ¿Cómo el equipo educador generó estrategias de mejora para él o ella? son preguntas que muchas veces quedan sueltas.        También se da el caso, en donde el colegio y los educadores han trabajado en pro de la mejora del chico y los resultados no son los más favorables, porque la situación no cambia, ante ésto, debemos ir haciendo un trabajo con los padres y de manera progresiva concientizarlos del por qué su hij@ requiere de un cambio de escuela o de ambiente escolar, no podemos decirles de hoy para mañana que se vayan, porque sólo vamos a generar una situación de conflicto y negación; en cambio, cuando ya ha habido un proceso de trabajo en conjunto y se toma la decisión de la salida, ésta se va a lograr de manera más concensuada, el joven o niño y la familia lo van a entender y se va a dar la aceptación y por ende ,el muchacho se va a ir bien de la institución.
    Todo alumno o persona que sale del colegio debemos despedirlo, cerrarlo y dejarlo bien con la escuela, ninguna persona debe retirarse sin antes haber solventado su malestar con la misma, es por ésto, que debemos hacer todo este proceso bien.
   Tengamos siempre presente que los educadores, si bien tenemos la función de enseñar y de colaborar en el aprendizaje de nuestros estudiantes, también tenemos la responsabilidad de ver en los  alumnos problemáticos cuál es su dolor, que le está generando tanta agresión. 
  • Deshonra: Se da cuando tu dignidad no es reconocida. Siempre que se excluye a alguien de la familia y en nuestro caso, de la escuela, otro lo trae y lo representa.
          Recordemos que la unidad no se da en la exclusión de sus partes y todos los que pertenecen tienen derecho a su lugar.

Geraldine J. Lange Rodríguez
Lic. Educación Mención Cs. Sociales. UCAB- Venezuela

Msc. Dirección de Centros Educativos.Centro Universitario Villanueva- Universidad Complutense, Madrid-España
Diplomada en Pedagogía Sistémica –CUDEC- México - Fundación Internacional Planeta Libre- Cátedra de la UNESCO, UCV, Venezuela
Twitter: @geralange
Blog de estrategias de Marketing y Dirección de Centros Educativos:




          

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL RETIRO O EXPULSIÓN DE LA CLASE: ¿Una medida excluyente que no resuelve el problema de fondo?

¡Por favor te retiras de mi clase!, ya estoy cansada de tus interrupciones. Esta es una expresión muy típica que escuchamos a diario en nuestras aulas, es la frase prácticamente cliché que utilizan nuestros docentes para "deshacerse" del estudiante que le está causando problemas en el salón de clases. Es una práctica muy antigua, que está instaurada en las dinámicas de actuación escolar por parte de nuestros educadores, pero en realidad esta"solución" ¿les resuelve el problema?, el niño o joven ¿mejora su comportamiento luego de ser expulsado de una clase?, ¿qué sucede con el resto del grupo?, ¿Qué pasa con este chico que pasa entre una hora y una hora y media fuera del salón sin hacer nada?.
   El retiro o expulsión del aula, se ha convertido en la estrategia más común como medida disciplinaria en las aulas, sin embargo, es una de las medidas menos pedagógicas que se puede llevar a cabo, debido a que la expulsión por sí sola no deja en el estudiante ningún tipo de …

¿EL APRENDER A: Ser, Conocer, Hacer y Vivir Juntos son suficientes para la formación educativa del futuro?

Hasta hace unos pocos años atrás la búsqueda de personal en una empresa estaba centrada principalmente en candidatos que cumplieran con un título universitario que los acreditara para ejercer un cargo y determinadas funciones, con el paso de los años, esas exigencias se han ido incrementando y no sólo basta contar con el primer requisito, sino que también debemos tener estudios de cuarto nivel, dominar varias lenguas y tener la capacidad de adaptarnos a los cambios rápidos que se están dando en la sociedad, la economía y los ritmos de vida, que por ende influyen en nuestro trabajo y en nuestra forma de afrontarlos y manejar esta situación.
   Si bien pareciera que si contamos con todo lo anterior, ya tenemos garantizado nuestro éxito profesional y laboral, sin embargo, podríamos agregar dos componentes que hoy en día es importante contar con ellos: 1.- Ser competentes en lo que hacemos, 2.- Desarrollar las habilidades que nos permitan desarrollarnos de manera efectiva y eficaz en el ám…

¡MI PAREJA TIENE HIJOS! ¿Están primero ellos o yo?

Cuando hablamos de una relación de pareja, nos estamos refiriendo a una relación entre dos iguales, en donde ninguno es mejor que el otro y en donde existe un equilibrio entre lo que uno da y el otro toma y viceversa. Este sería el orden natural en una pareja común; sin embargo, cuando ya entre alguno de sus miembros ha habido un divorcio y además de esa pasada relación quedaron hijos, el orden del amor va a cambiar.

   Es muy frecuente encontrar  parejas, en donde uno de sus miembros tiene hijos y el otro no, se producen sentimientos de desplazamiento, porque su pareja tiende a dedicar tiempo a sus hijos o simplemente los chicos son incluídos en gran parte de sus actividades. Es aquí en donde la persona que no tiene hijos previos, debe tener muy claro su lugar dentro de esta relación, porque va a estar en segundo lugar, mientras no tenga hijos con esa persona.
   Bert Hellinger plantea los órdenes del amor, en donde hace referencia a la jerarquía y explica que todos los que estuvier…

¿Sabes qué asignaturas están vinculadas a la relación de nuestros estudiantes con el padre o con la madre? Algunos tips para trabajar estas dificultades en el aula

Através de los anteriores artículos que he publicado, hemos venido desarrollando, que dentro de las escuelas debemos trabajar los órdenes del amor de Bert Hellinger, basados en la jerarquía, la pertenencia y el equilibrio entre dar y tomar, para que las dinámicas escolares tengan unamejor fluidez.
   Lo primero que debemos hacer es ordenar la escuela y poner a cada quien en su lugar. Este orden es para todo y tiene su base en que lo que nos toca hacer, lo tenemos quever y realizar desde nuestro lugar, porque de lo contrario, gastamos mucha energía tratando de resolver asuntos que no nos corresponde. La Pedagogía Sistémica se basa en incluir y ésto está referido a que no consiste en pelearse en cómo lo hacen los demás, sino que debemos centrarnos en lo que a cada uno nos compete hacer y mirar con buenos ojos al que lo hace diferente a nosotros.
Para poder alcanzar esta amplitud de pensamiento, es imprescindible, que miremos de manera atenta el fenómeno, lo que está ocurriendo  y ampliem…

Una Mirada Amorosa a la Entrevista Escolar con los Padres de Familia

Dentro de las diversas responsabilidades que tenemos los educadores en nuestra tarea pedagógica, se encuentra el trabajo que debemos realizar con los padres de familia, con la finalidad de buscar el bienestar de esta persona que tenemos en común que es nuestro alumno. 

Los directivos de centros educativos, debemos organizar el horario de nuestros maestros, de manera tal, que incluyamos por lo menos una hora semanal para que los padres puedan acudir a conversar con los educadores en relación al desempeño de su hijo en la escuela. De igual manera, para que el docente cuente con un espacio dedicado a convocar a los padres para trabajar en conjunto en la labor educativa de sus hijos.
Esta entrevista con los padres y representantes, no puede ser desarrollada en cualquier lugar de la escuela, ni de cualquier manera, porque de la manera como la conduzcamos y la desarrollemos, va a depender el éxito o no de conseguir un trabajo armonioso y colaborativo entre las dos partes que se reúnen en pro …