Ir al contenido principal

¡Mi Hijo No Aprende!: ¿Qué Podría Estar Sucediendo Desde la Mirada de La Pedagogía Sistémica?



    Dentro de las instituciones educativas, consultas psicológicas, psiquiátricas y terapéuticas nos encontramos con frecuencia con madres y padres desesperados porque ya han evaluado a sus hijos a nivel médico, psicológico y hasta psiquiátrico, y los especialistas no detectan ningún problema en su funcionamiento orgánico y mental, pero sin embargo los padres siguen observando que el niñ@ o joven no obtiene resultados satisfactorios en el área escolar o universitaria. ¿Qué podría estar sucediendo desde la mirada de la Pedagogía Sistémica?

   Primero que nada, debemos definir ¿qué es aprendizaje?, a lo largo del tiempo hemos manejado este concepto, como el proceso a través del cual se adquieren y se incorporan al comportamiento nuevas habilidades, destrezas, conocimientos, conductas o valores, como resultado del estudio, la experiencia, la instrucción, el razonamiento y la observación. Para la Pedagogía Sistémica, si bien el aprendizaje es todo esto, incluye dentro de su concepto, que “el aprendizaje es un proceso donde interactúan alumno, maestro y familia para la construcción del conocimiento”.

   Muchas veces los padres y madres adjudican al éxito del aprendizaje de sus hijos, exclusivamente a si el docente que trabaja con ellos es calificado de bueno o no. Sin embargo, esto no es lo único que cuenta, porque  podemos tener maestros que enseñan muy bien, pero puede que no haya aprendizaje, de manera tal, que el enseñar bien no garantiza el aprendizaje. 

   En Pedagogía Sistémica,  en el proceso de aprendizaje, dentro del salón de clases, interactúan los sistemas familiares  y sociales tanto del alumno como del maestro, las presiones que vienen de los entes rectores nacionales en materia educativa y el sistema escolar. Para poder saber qué está sucediendo, debemos mirar a los 3 actores principales del hecho educativo:

1.- Los Padres y Madres de familia: En ciertos casos, nos encontramos con padres y madres muy exitosos, familias armónicas y sin embargo, el hijo no avanza y sale mal en los estudios. En ocasiones, los hijos quieren ser más que sus padres y quieren lograr más que ellos y eso no se puede, si lo deseamos desde un lugar arrogante. Otra situación común es cuando los hijos se basan en ilusiones (que son para satisfacer a sus padres), lo que también da como resultado que no lo logren. Cada uno tiene que trabajar para sus propios sueños, los cuales son para satisfacernos a nosotros mismos y esta es la única manera para lograrlo, cuando quiero alcanzar más que lo que papá hizo, no avanzo, porque así estoy trabando en función del otro y no de mi mismo. Por esta razón, es importante plantearnos y lograr cosas diferentes a la de nuestros padres y no pedirles a los hijos que logren lo mismo que tú, les puedes pedir que logren más, pero que sea diferente a lo de los padres, porque cuando tienes que ser igual a ellos, te bloqueas y no echas para adelante, porque como sabes que no lo vas a lograr, no te dedicas a ponerle ganas, ya que estás trabajando para el sueño de otro y no para tus propios sueños.
  
   En este tipo de situaciones, tenemos también el caso de los padres que no tienen éxito, pero los hijos sí quieren estudiar y si desean seguir adelante. ¿Qué pueden hacer estos padres? Se pueden realizar movimientos sistémicos en donde se conversa con el papá para que le dé el permiso a los hijos para que lo haga diferente a como uno o ambos padres lo hicieron. Es importante que los padres den este permiso a llegar más allá de lo que ellos llegaron.

2.- Los Maestros y la enseñanza: Al maestro que no ha trabajado su parte personal, se le va a hacer muy difícil que sus estudiantes aprendan. El docente en primer lugar, debe ampliar su mirada, respetando los diferentes contextos tanto de los estudiantes, como de sus compañeros de trabajo, dándole lugar a las diferencias intergeneracionales(diferencia entre generaciones), transgeneracionales(diferencias culturales), intrageneracionales (diferencias sociales y económicas y diferencias  en significados(sentido común, buena y mala consciencia). El docente debe hacer su propio trabajo personal, resolviendo situaciones pasadas y presentes de su vida y su historia, porque si llega al aula con esos rencores, tristezas o inconformidades familiares, siempre va a haber un estudiante que con su comportamiento, se lo recuerde. Por esta razón, el docente debe llegar a su salón de clases con el corazón abierto y la disponibilidad de trabajar con los alumnos, porque si entra al aula con sus cargas el trabajo se le va a dificultar, porque emocionalmente no va a estar bien y a los estudiantes les va a costar mucho aprender. Así que el maestro tiene que estar disponible y mostrarse afectuoso, llegando alegre al salón, tomándose su tiempo para disfrutar la vida y la clase, para que de esta manera los alumnos la disfruten también. Un docente que está bien consigo mismo y con su propia historia familiar, va a poder estar en su lugar en el aula y va a poder trabajar bien con sus alumnos y con sus padres, va a ser más perceptivo y va a poder captar todo lo que esos alumnos, que más les cuesta les están diciendo sin verbalizarlo, sólo con sus acciones o falta de interés en los estudios.

3.- Los enojos de los maestros con sus instituciones educativas y los enojos de los Padres y madres con el maestro: Es muy frecuente conseguirnos docentes molestos y desagradados con el centro educativo en donde desempeñan su labor o con instituciones educativas en donde laboraron anteriormente y los escuchamos constantemente quejándose y descalificando a la escuela para manifestar su enojo. Resulta que este tipo de sentimientos negativos y contrarios a la institución son percibidos de manera inconsciente por los alumnos y por sus padres, así el docente no se los verbalice directamente, lo que esto trae como consecuencia es la  apatía y el desinterés por parte de los estudiantes y de sus padres para realizar las tareas y ejercicios que el docente asigna. Un ejemplo de esto, es cuando muchas veces un maestro asigna un trabajo para la casa y la madre o el padre de inmediato lo rechaza y hasta dicen expresiones inadecuadas delante de los hijos: ¡pero tu maestra está loca! ¡Cómo pretende que tú hagas esta tarea!. En gran parte de los casos, cuando estas situaciones aparecen, es debido a que el maestro tiene un enojo con su lugar de trabajo y esto es percibido inconscientemente por el estudiante, quien se bloquea, rechaza lo que el docente asigna y no lo entiende o no lo hace.

También se da otra situación, en donde los padres descalifican al maestro, ya sea delante o no del hijo, lo afecta considerablemente su proceso de aprendizaje . Cuando atacamos al maestro, el niño no reconoce sus figuras de autoridad y como consecuencia no tiene límites y le cuesta mucho aprender.

4.- FIDELIDAD AL SISTEMA FAMILIAR AL CUAL PERTENECE: Si el niño o joven, proviene de un sistema familiar, en donde se ha dado el caso de que los abuelos no estudiaron o los padres tampoco, aunque sean muy exitosos en la parte comercial o laboral, se puede dar la situación de que al hijo le cueste mucho aprender porque inconscientemente es fiel a su sistema y para sentir que pertenece fracasa y lo hace igual a como lo hicieron sus ancestros.

5.- No tomar al Padre o a la Madre: Cuando el estudiante no toma a su padre o a su madre y los rechaza, se le crea un problema que no está resuelto con su familia de origen y comienza a presentar dificultades de aprendizaje. Puede tener al mejor profesor en el aula, pero le va a costar mucho aprender. Cuando se presentan dificultades con las matemáticas, la física o la química, el estudiante tiene problemas de tomar al padre y las dificultades con biología, lengua e historia, están relacionadas con tomar a la madre.

  Las situaciones aquí planteadas, tienen solución a través de movimientos sistémicos para los casos más sencillos o a través de terapia familiar sistémica (constelaciones familiares), las cuales favorecen a trabajar el orden, pertenencia, el equilibrio entre dar y tomar y la conciencia entre los miembros del sistema familiar y escolar.Es importante tomar en cuenta que previamente se ha debido descartar cualquier afección médica o psicológica


Geraldine J. Lange Rodríguez
Lic. Educación Mención Cs. Sociales. UCAB- Venezuela

Msc. Dirección de Centros Educativos. Centro Universitario Villanueva- Universidad Complutense, Madrid-España
Diplomada en Pedagogía Sistémica –CUDEC- México - Fundación Internacional Planeta Libre- Cátedra de la UNESCO, UCV, Venezuela
Twitter: @geralange
Blog de estrategias de Marketing y Dirección de Centros Educativos:

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL RETIRO O EXPULSIÓN DE LA CLASE: ¿Una medida excluyente que no resuelve el problema de fondo?

¡Por favor te retiras de mi clase!, ya estoy cansada de tus interrupciones. Esta es una expresión muy típica que escuchamos a diario en nuestras aulas, es la frase prácticamente cliché que utilizan nuestros docentes para "deshacerse" del estudiante que le está causando problemas en el salón de clases. Es una práctica muy antigua, que está instaurada en las dinámicas de actuación escolar por parte de nuestros educadores, pero en realidad esta"solución" ¿les resuelve el problema?, el niño o joven ¿mejora su comportamiento luego de ser expulsado de una clase?, ¿qué sucede con el resto del grupo?, ¿Qué pasa con este chico que pasa entre una hora y una hora y media fuera del salón sin hacer nada?.
   El retiro o expulsión del aula, se ha convertido en la estrategia más común como medida disciplinaria en las aulas, sin embargo, es una de las medidas menos pedagógicas que se puede llevar a cabo, debido a que la expulsión por sí sola no deja en el estudiante ningún tipo de …

¿EL APRENDER A: Ser, Conocer, Hacer y Vivir Juntos son suficientes para la formación educativa del futuro?

Hasta hace unos pocos años atrás la búsqueda de personal en una empresa estaba centrada principalmente en candidatos que cumplieran con un título universitario que los acreditara para ejercer un cargo y determinadas funciones, con el paso de los años, esas exigencias se han ido incrementando y no sólo basta contar con el primer requisito, sino que también debemos tener estudios de cuarto nivel, dominar varias lenguas y tener la capacidad de adaptarnos a los cambios rápidos que se están dando en la sociedad, la economía y los ritmos de vida, que por ende influyen en nuestro trabajo y en nuestra forma de afrontarlos y manejar esta situación.
   Si bien pareciera que si contamos con todo lo anterior, ya tenemos garantizado nuestro éxito profesional y laboral, sin embargo, podríamos agregar dos componentes que hoy en día es importante contar con ellos: 1.- Ser competentes en lo que hacemos, 2.- Desarrollar las habilidades que nos permitan desarrollarnos de manera efectiva y eficaz en el ám…

¡MI PAREJA TIENE HIJOS! ¿Están primero ellos o yo?

Cuando hablamos de una relación de pareja, nos estamos refiriendo a una relación entre dos iguales, en donde ninguno es mejor que el otro y en donde existe un equilibrio entre lo que uno da y el otro toma y viceversa. Este sería el orden natural en una pareja común; sin embargo, cuando ya entre alguno de sus miembros ha habido un divorcio y además de esa pasada relación quedaron hijos, el orden del amor va a cambiar.

   Es muy frecuente encontrar  parejas, en donde uno de sus miembros tiene hijos y el otro no, se producen sentimientos de desplazamiento, porque su pareja tiende a dedicar tiempo a sus hijos o simplemente los chicos son incluídos en gran parte de sus actividades. Es aquí en donde la persona que no tiene hijos previos, debe tener muy claro su lugar dentro de esta relación, porque va a estar en segundo lugar, mientras no tenga hijos con esa persona.
   Bert Hellinger plantea los órdenes del amor, en donde hace referencia a la jerarquía y explica que todos los que estuvier…

¿Sabes qué asignaturas están vinculadas a la relación de nuestros estudiantes con el padre o con la madre? Algunos tips para trabajar estas dificultades en el aula

Através de los anteriores artículos que he publicado, hemos venido desarrollando, que dentro de las escuelas debemos trabajar los órdenes del amor de Bert Hellinger, basados en la jerarquía, la pertenencia y el equilibrio entre dar y tomar, para que las dinámicas escolares tengan unamejor fluidez.
   Lo primero que debemos hacer es ordenar la escuela y poner a cada quien en su lugar. Este orden es para todo y tiene su base en que lo que nos toca hacer, lo tenemos quever y realizar desde nuestro lugar, porque de lo contrario, gastamos mucha energía tratando de resolver asuntos que no nos corresponde. La Pedagogía Sistémica se basa en incluir y ésto está referido a que no consiste en pelearse en cómo lo hacen los demás, sino que debemos centrarnos en lo que a cada uno nos compete hacer y mirar con buenos ojos al que lo hace diferente a nosotros.
Para poder alcanzar esta amplitud de pensamiento, es imprescindible, que miremos de manera atenta el fenómeno, lo que está ocurriendo  y ampliem…

Una Mirada Amorosa a la Entrevista Escolar con los Padres de Familia

Dentro de las diversas responsabilidades que tenemos los educadores en nuestra tarea pedagógica, se encuentra el trabajo que debemos realizar con los padres de familia, con la finalidad de buscar el bienestar de esta persona que tenemos en común que es nuestro alumno. 

Los directivos de centros educativos, debemos organizar el horario de nuestros maestros, de manera tal, que incluyamos por lo menos una hora semanal para que los padres puedan acudir a conversar con los educadores en relación al desempeño de su hijo en la escuela. De igual manera, para que el docente cuente con un espacio dedicado a convocar a los padres para trabajar en conjunto en la labor educativa de sus hijos.
Esta entrevista con los padres y representantes, no puede ser desarrollada en cualquier lugar de la escuela, ni de cualquier manera, porque de la manera como la conduzcamos y la desarrollemos, va a depender el éxito o no de conseguir un trabajo armonioso y colaborativo entre las dos partes que se reúnen en pro …