Ir al contenido principal

“LOS PADRES - MADRES DE FAMILIA Y LOS MAESTROS EN LA ESCUELA SON MARAVILLOSOS, CADA UNO EN SU LUGAR”.


Desde la perspectiva de la Pedagogía Sistémica, tenemos que aplicar el sentido común, situación que va a depender mucho de cómo fue criado cada uno. Como representante de una institución educativa, debo conocer el antecedente familiar de cada uno de mis estudiantes y de mis trabajadores para poder saber por qué actúan de determinada manera. Yo no puedo juzgar, sólo tengo que confiar.
Dentro del ámbito escolar, es de suma importancia el vínculo que se debe generar entre los padres y madres de familia, los maestros, la institución y los estudiantes, para que este lazo funcione de manera armónica y adecuada. Para ello es imprescindible que las personas que somos parte de las comunidades educativas, comencemos a trabajar bajo el siguiente enfoque: “ LOS PADRES - MADRES DE FAMILIA Y LOS MAESTROS EN LA ESCUELA SON MARAVILLOSOS CADA UNO EN SU LUGAR”.
¿Cuál es el lugar de los Padres y Madres de familia? En primer lugar, los docentes debemos tener muy claro que cada padre y madre tiene su manera de criar y educar a sus hijos, situación ante la cual debemos ser muy respetuosos, porque nadie más que ellos, sabe cómo debe hacerlo con sus hijos para que su dinámica familiar funcione. Por esta razón, es que los maestros, ante las situaciones familiares de nuestros estudiantes, no debemos juzgar el cómo los padres y madres lo están haciendo, porque allí no está el lugar desde el cual a nosotros nos corresponde trabajar. Los docentes debemos considerar, que de la manera como lo hagan los padres y madres está bien, es fundamental que como educadores no juzguemos y pensemos que ellos lo están haciendo mal, porque de inmediato entramos en un conflicto.
¿Qué sucede con los padres y madres que acuden insistentemente a la escuela de sus hijos, ya sea para reclamar o para monitorear el trabajo que se está haciendo con sus hijos? A este tipo de representante, se le trabaja muy bien, cuando al estar frente a ellos, nosotros, los docentes, asumimos un papel amoroso y los dejamos de ver como el papá o la mamá “fastidiosa” que viene a indagar o a cuestionar nuestro trabajo. A estos padres y madres, lo primero que tenemos que hacer es darles las gracias por estar en el colegio y que nos sentimos muy complacidos de ver que son unos padres que aman a sus hijos y que se preocupan por ellos y debemos darles una respuesta y una explicación a sus inquietudes. Cuando actuamos de esta manera integradora y de reconocimiento, estamos logrando que los padres y madres se vinculen a la escuela, desde su lugar de padres y madres.
Por lo tanto, el lugar de los padres es el hogar y la mejor manera de vincularlos a la escuela, es que nosotros respetemos la manera como ellos lo hacen en la casa y no interfiramos en este campo, porque ese no es el ámbito que a nosotros como docentes nos corresponde.
¿Cuál es el lugar del maestro en la escuela? El lugar del maestro en la escuela es EL AULA, por lo tanto nuestra tarea principal es enfocarnos en los alumnos pero dentro del
ámbito educativo, logrando que cada uno de ellos alcance sus competencias académicas, prestándole gran atención al rendimiento de nuestros estudiantes y estando conscientes de que como profesor, si alguno de mis alumnos reprueba, yo soy un docente que fracasa.
Si bien es cierto que dentro del salón de clases tenemos un abanico de estudiantes, en donde unos salen adelante con más facilidad que otros, el maestro, debe enfocarse más en el alumno que reprueba y debemos lograr que ese estudiante aprenda, que adquiera o logre los contenidos básicos e imprescindibles de cada grado, que alcance el perfil esperado que él o ella debe tener para iniciar el grado siguiente. Por esta razón, es que al finalizar cada año escolar, el docente debe analizar y pensar que si culminó el año con aunque sea un estudiante reprobado, eso implica que el fracaso no es solo del alumno, sino que como docente también fracasó, porque no logró que aprendiera. De manera tal, que los docentes tienen que encargarse de que el estudiante aprenda, que trabaje en el aula, porque trabajando va a aprender.
¿Cuál es el lugar del maestro con los padres y madres de familia? Como maestros, debemos tener siempre presente que tenemos que estar centrados en atender a LOS ALUMNOS, porque ese es nuestro lugar. Sin embargo, tenemos que generar vínculos que nos permitan trabajar con los principales educadores de esos niños y jóvenes, que son sus padres y madres y la mejor manera de hacerlo, es reconocer de corazón que cada padre y madre lo ha hecho bien, porque lo que nos interesa principalmente a los docentes, es que el estudiante esté en la escuela, porque cada familia tiene su realidad de vida, sus dinámicas de funcionamiento en la casa y es por ello que los educadores, debemos pensar que como cada padre y madre lo hace con sus hijos, es la forma más maravillosa que ellos encontraron para que esa familia funcionara, por lo tanto nosotros no debemos pensar que ellos lo están haciendo mal, porque estaríamos juzgando desde nuestras creencias y cada familia tiene su manera única de desarrollarse.
Los docentes debemos centrarnos en apoyar a los padres y madres y verlo desde una mirada mucho más amorosa, basada en que el solo hecho de que estén mandando a sus hijos al colegio, tiene que tener un valor para nosotros y siempre nos tenemos que poder al lado de los padres y no comprarle a los estudiantes los comentarios que ellos hacen relacionados con que sus padres no los quieren o que a sus padres no les interesan ellos. Ante este tipo de comentarios, los maestros debemos dar respuestas que fortalezcan a los padres. Por ejemplo: ¿cómo que tu papá no te quiere?, ¿quién te paga la escuela, te alimenta, te compra tus útiles y lo que necesitas para vivir?, es él, perfectamente si no te amara tanto, no lo haría, porque nadie invierte tanto en una persona si no la ama. El otro ejemplo típico, es el estudiante que dice no tener papá o mamá, los docentes debemos ser muy cuidadosos con esto y siempre fortalecer el amor a sus padres, nuestro asunto no está en opinar o juzgar si ellos lo están haciendo bien. Cuando un estudiante nos diga que no tiene papá o mamá, porque no se ocupan de ellos, tampoco debemos comprarle esa idea , solidarizarnos con ellos y victimizarlos, porque esto no los ayuda a salir adelante, ante estos casos simplemente se les dice: “da gracias a Dios que estás vivo, que gracias a eso que tú has vivido diferente a los demás, tú has aprendido cosas que los
demás no han aprendido, ni vivido, cosas que los que tienen papá y mamá no lo han podido aprender. De esta manera les damos lugar a los padres y fortalecemos a los estudiantes como personas.


Geraldine J. Lange Rodríguez
Lic. Educación Mención Cs. Sociales. UCAB- Venezuela

Msc. Dirección de Centros Educativos. Centro Universitario Villanueva- Universidad Complutense, Madrid-España
Diplomada en Pedagogía Sistémica –CUDEC- México - Fundación Internacional Planeta Libre- Cátedra de la UNESCO, UCV, Venezuela
Twitter: @geralange
Blog de estrategias de Marketing y Dirección de Centros Educativos:

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL RETIRO O EXPULSIÓN DE LA CLASE: ¿Una medida excluyente que no resuelve el problema de fondo?

¡Por favor te retiras de mi clase!, ya estoy cansada de tus interrupciones. Esta es una expresión muy típica que escuchamos a diario en nuestras aulas, es la frase prácticamente cliché que utilizan nuestros docentes para "deshacerse" del estudiante que le está causando problemas en el salón de clases. Es una práctica muy antigua, que está instaurada en las dinámicas de actuación escolar por parte de nuestros educadores, pero en realidad esta"solución" ¿les resuelve el problema?, el niño o joven ¿mejora su comportamiento luego de ser expulsado de una clase?, ¿qué sucede con el resto del grupo?, ¿Qué pasa con este chico que pasa entre una hora y una hora y media fuera del salón sin hacer nada?.
   El retiro o expulsión del aula, se ha convertido en la estrategia más común como medida disciplinaria en las aulas, sin embargo, es una de las medidas menos pedagógicas que se puede llevar a cabo, debido a que la expulsión por sí sola no deja en el estudiante ningún tipo de …

¡MI PAREJA TIENE HIJOS! ¿Están primero ellos o yo?

Cuando hablamos de una relación de pareja, nos estamos refiriendo a una relación entre dos iguales, en donde ninguno es mejor que el otro y en donde existe un equilibrio entre lo que uno da y el otro toma y viceversa. Este sería el orden natural en una pareja común; sin embargo, cuando ya entre alguno de sus miembros ha habido un divorcio y además de esa pasada relación quedaron hijos, el orden del amor va a cambiar.

   Es muy frecuente encontrar  parejas, en donde uno de sus miembros tiene hijos y el otro no, se producen sentimientos de desplazamiento, porque su pareja tiende a dedicar tiempo a sus hijos o simplemente los chicos son incluídos en gran parte de sus actividades. Es aquí en donde la persona que no tiene hijos previos, debe tener muy claro su lugar dentro de esta relación, porque va a estar en segundo lugar, mientras no tenga hijos con esa persona.
   Bert Hellinger plantea los órdenes del amor, en donde hace referencia a la jerarquía y explica que todos los que estuvier…

¿EL APRENDER A: Ser, Conocer, Hacer y Vivir Juntos son suficientes para la formación educativa del futuro?

Hasta hace unos pocos años atrás la búsqueda de personal en una empresa estaba centrada principalmente en candidatos que cumplieran con un título universitario que los acreditara para ejercer un cargo y determinadas funciones, con el paso de los años, esas exigencias se han ido incrementando y no sólo basta contar con el primer requisito, sino que también debemos tener estudios de cuarto nivel, dominar varias lenguas y tener la capacidad de adaptarnos a los cambios rápidos que se están dando en la sociedad, la economía y los ritmos de vida, que por ende influyen en nuestro trabajo y en nuestra forma de afrontarlos y manejar esta situación.
   Si bien pareciera que si contamos con todo lo anterior, ya tenemos garantizado nuestro éxito profesional y laboral, sin embargo, podríamos agregar dos componentes que hoy en día es importante contar con ellos: 1.- Ser competentes en lo que hacemos, 2.- Desarrollar las habilidades que nos permitan desarrollarnos de manera efectiva y eficaz en el ám…

¿Sabes qué asignaturas están vinculadas a la relación de nuestros estudiantes con el padre o con la madre? Algunos tips para trabajar estas dificultades en el aula

Através de los anteriores artículos que he publicado, hemos venido desarrollando, que dentro de las escuelas debemos trabajar los órdenes del amor de Bert Hellinger, basados en la jerarquía, la pertenencia y el equilibrio entre dar y tomar, para que las dinámicas escolares tengan unamejor fluidez.
   Lo primero que debemos hacer es ordenar la escuela y poner a cada quien en su lugar. Este orden es para todo y tiene su base en que lo que nos toca hacer, lo tenemos quever y realizar desde nuestro lugar, porque de lo contrario, gastamos mucha energía tratando de resolver asuntos que no nos corresponde. La Pedagogía Sistémica se basa en incluir y ésto está referido a que no consiste en pelearse en cómo lo hacen los demás, sino que debemos centrarnos en lo que a cada uno nos compete hacer y mirar con buenos ojos al que lo hace diferente a nosotros.
Para poder alcanzar esta amplitud de pensamiento, es imprescindible, que miremos de manera atenta el fenómeno, lo que está ocurriendo  y ampliem…

Una Mirada Amorosa a la Entrevista Escolar con los Padres de Familia

Dentro de las diversas responsabilidades que tenemos los educadores en nuestra tarea pedagógica, se encuentra el trabajo que debemos realizar con los padres de familia, con la finalidad de buscar el bienestar de esta persona que tenemos en común que es nuestro alumno. 

Los directivos de centros educativos, debemos organizar el horario de nuestros maestros, de manera tal, que incluyamos por lo menos una hora semanal para que los padres puedan acudir a conversar con los educadores en relación al desempeño de su hijo en la escuela. De igual manera, para que el docente cuente con un espacio dedicado a convocar a los padres para trabajar en conjunto en la labor educativa de sus hijos.
Esta entrevista con los padres y representantes, no puede ser desarrollada en cualquier lugar de la escuela, ni de cualquier manera, porque de la manera como la conduzcamos y la desarrollemos, va a depender el éxito o no de conseguir un trabajo armonioso y colaborativo entre las dos partes que se reúnen en pro …