Ir al contenido principal

ESTRATEGIAS SISTÉMICAS PARA FORTALECERNOS COMO EQUIPO EDUCADOR

   Es común escuchar a los maestros decir que se sienten débiles dentro de las instituciones educativas, hay una sensación como que el docente ha perdido fuerza y no es respetado por los estudiantes, ni por sus padres. 

   A esta suposición le adjudican una serie de causas probables, que lo puedan estar ocasionando, entre las más comunes que he apreciado se encuentran: "Este grupo que me tocó es un desastre, no se qué hicieron los maestros del grado anterior, porque no saben nada", "los estudiantes siempre terminan teniendo la razón", "yo tengo problemas con el grupo, porque soy exigente y hay un grupo de profesores panas o amigos de los estudiantes que ocasionan que todo el trabajo se vuelva un desastre"  entre otros tantos comentarios de mucho dolor, rabia y decepción por parte de los educadores en cuanto a su labor.

   Lo que vemos es que nos sumergimos en un mar de quejas y decepciones y no nos detenemos a pensar y reflexionar cómo solucionar todo este panorama, que nos afecta en nuestro desempeño diario. La Profesora Angélica Olvera, quien creó y continúa desarrollando la Pedagogía Sistémica, plantea una serie de aspectos que son importantes para trabajar en las escuelas, para que el docente tome su lugar y recobre su fuerza laboral

Los docentes y directivos debemos:

 1.- Mirarnos entre nosotros:
   Los educadores lo primero que debemos hacer es validarnos entre nosotros y reconocer que lo que cada uno hace es valioso, internalizando cómo puedo trabajar con el éxito de mi colega. Para que esto sea posible, debo enfocarme en mi trabajo y continuarlo, sin estar pendiente de lo que el otro hace o no, ¿somos un equipo o somos enemigos?. Debemos ir apartando esa costumbre negativa de ir justificando nuestras faltas laborales a costa del trabajo de nuestros colegas, a cambio de ello, centremos nuestra labor en el aula, no en si el otro hace o deja de hacer.

"Sólo podemos facilitar a los demás lo que nosotros hemos solucionado. No podemos decir: soy el mejor maestro, si no somos la mejor planta o equipo de maestros"

2.- El directivo al inicio de cada año escolar debe declarar con sus docentes:

2.1.- Queda prohibido decir: " ¡qué mal están los chicos ahora!, ¡Cada año llega peor al colegio! por el contrario, debemos declarar que los chicos vienen cada vez mejor y están en mejor disposición para lo que viene. Tenemos que afirmar: ¡tenemos los mejores estudiantes, qué bien están nuestros alumnos!, porque si hablamos con una visión negativa de ellos, ya estamos declarando que son unos derrotados. En realidad, ellos no vienen peor, al contrario, nuestros educandos cada día vienen con más habilidades de las que nosotros tenemos, porque tienen más capacidades y esto hay que declararlo. En un gran número de casos juzgamos su "mala preparación" porque no responden a nuestras estrategias y si nos detenemos a analizar, lo más probable es que la dinámica docente que estamos llevando a cabo es la misma que venimos empleando desde hace 15 años a más, la cual se adaptaba y funcionaba muy bien para los niños y jóvenes de aquel entonces. Aceptemos que tenemos frente a nosotros a nuevas generaciones con procesos de pensamiento diferentes y además cuentan con recursos que generan formas distintas de pensar, razonar, trabajar, aprender y actuar.     
   Como maestros tenemos que abrirnos al desarrollo que tienen los niños y jóvenes de hoy y permitir que utilicen la tecnología en el aula, con fines educativos, por qué no dejarles leer un libro desde su ipad o su smartphone?.

2.2.- Está prohibido decir: "El profe anterior no les enseñó nada, no vienen con lo necesario..." Todos los docentes hacen lo mejor que pueden y no conozco al primer educador que planifique su clase, con la finalidad de que el estudiante no aprenda, por lo tanto, aprendamos a mirar el trabajo de nuestros colegas con respeto y desde la mirada de que cada uno hace su labor desde el mejor amor. 

  Cuando nos encontramos con grupos que no dominan el contenido base requerido para yo poder desarrollar mi objetivo, no caigamos en comentarios descalificativos hacia los maestros que los precedieron, simplemente retomemos el contenido y nivelemos a los muchachos para que puedan continuar su camino, quejándonos y mal poniendo al otro, no resolvemos el problema, al contrario, lo agravamos más, porque los estudiantes quedan iguales  y nosotros quedamos muy debilitados como equipo educador. 

  No olvidemos que todos hacemos las cosas por algún motivo que tiene significado para cada uno en particular, así que cuando no entendamos o no nos parezca correcta alguna acción docente o alguna actividad que lleve a cabo un compañero de trabajo, evitemos el cuchicheo en la sala de profesores criticando lo que el otro hizo, emitiendo comentarios negativos, que sólo destruyen, más bien tomemos unos minutos para acercarnos a nuestro compañero para comunicarle, que eso que está haciendo no lo entendemos y que no le encontramos significado para nosotros, pero qué significado tiene para él y si nos lo podría explicar. De esta manera, nos llevaremos muchas sorpresas, porque al escuchar al otro, seguramente tendrá una respuesta llena de mucho significado para sí mismo y esa acción o actividad seguramente fue planeada con mucho amor y buena intención hacia sus estudiantes.

   Así que, reconozcamos que todos los docentes hacemos lo mejor que está en nuestras manos y con su mejor amor y afirmemos que los estudiantes vienen con más de lo que necesitan.

3.- Cuando se contrata a un docente, se le debe decir claramente qué queremos y qué esperamos como Institución de él, con respecto a la puntualidad, inasistencias, respeto a la autoridad y preguntarles: ¿estás dispuesto a cumplir ésto?

4.- Trabajar con los docentes que creen merecerlo todo y en realidad no cumplen con todos sus deberes. Es muy frecuente que este tipo de docente se acerque a la dirección a reclamar o quejarse, porque no recibieron un bono o un reconocimiento. Con ellos no hay que engancharse, simplemente se le pregunta:¿y a ti te toca? para hacerlos pensar de su desempeño y se les da una reflexión final en donde se les comunica que tiene que aprender a vivir con el éxito del otro. 

   Otra experiencia particular que he puesto en práctica y que da muy bonitos resultados, es que cuando recibamos a nuestros alumnos en el nuevo año escolar, realicemos con ellos una reunión de bienvenida, en la cual, en primer lugar agradezcamos a sus padres por haberlos traído a nuestra escuela y por haber confiado en nosotros para apoyarlos en la educación de sus hijos. En segundo lugar, darle las gracias a sus maestros anteriores, si es posible invitarlos a esta reunión y pararnos todos juntos frente a ellos, los maestros anteriores y los que los recibimos. Los que estamos recibiendo al grupo, les decimos: gracias a sus maestros, por entregarnos a los grupos tan bien preparados y reconocer que gracias a su trabajo, podemos tener ahora a ese grupo con nosotros. 

Geraldine J. Lange Rodríguez
Lic. Educación Mención Cs. Sociales. UCAB- Venezuela

Msc. Dirección de Centros Educativos.Centro Universitario Villanueva- Universidad Complutense, Madrid-España
Diplomada en Pedagogía Sistémica –CUDEC- México - Fundación Internacional Planeta Libre- Cátedra de la UNESCO, UCV, Venezuela
Máster en Pedagogía Sistémica - CUDEC- México.
Terapeuta Familiar Sistémica - Instituto Asgard (Venezuela)
Twitter: @geralange
Blog de estrategias de Marketing y Dirección de Centros Educativos:

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL RETIRO O EXPULSIÓN DE LA CLASE: ¿Una medida excluyente que no resuelve el problema de fondo?

¡Por favor te retiras de mi clase!, ya estoy cansada de tus interrupciones. Esta es una expresión muy típica que escuchamos a diario en nuestras aulas, es la frase prácticamente cliché que utilizan nuestros docentes para "deshacerse" del estudiante que le está causando problemas en el salón de clases. Es una práctica muy antigua, que está instaurada en las dinámicas de actuación escolar por parte de nuestros educadores, pero en realidad esta"solución" ¿les resuelve el problema?, el niño o joven ¿mejora su comportamiento luego de ser expulsado de una clase?, ¿qué sucede con el resto del grupo?, ¿Qué pasa con este chico que pasa entre una hora y una hora y media fuera del salón sin hacer nada?.
   El retiro o expulsión del aula, se ha convertido en la estrategia más común como medida disciplinaria en las aulas, sin embargo, es una de las medidas menos pedagógicas que se puede llevar a cabo, debido a que la expulsión por sí sola no deja en el estudiante ningún tipo de …

¿EL APRENDER A: Ser, Conocer, Hacer y Vivir Juntos son suficientes para la formación educativa del futuro?

Hasta hace unos pocos años atrás la búsqueda de personal en una empresa estaba centrada principalmente en candidatos que cumplieran con un título universitario que los acreditara para ejercer un cargo y determinadas funciones, con el paso de los años, esas exigencias se han ido incrementando y no sólo basta contar con el primer requisito, sino que también debemos tener estudios de cuarto nivel, dominar varias lenguas y tener la capacidad de adaptarnos a los cambios rápidos que se están dando en la sociedad, la economía y los ritmos de vida, que por ende influyen en nuestro trabajo y en nuestra forma de afrontarlos y manejar esta situación.
   Si bien pareciera que si contamos con todo lo anterior, ya tenemos garantizado nuestro éxito profesional y laboral, sin embargo, podríamos agregar dos componentes que hoy en día es importante contar con ellos: 1.- Ser competentes en lo que hacemos, 2.- Desarrollar las habilidades que nos permitan desarrollarnos de manera efectiva y eficaz en el ám…

¡MI PAREJA TIENE HIJOS! ¿Están primero ellos o yo?

Cuando hablamos de una relación de pareja, nos estamos refiriendo a una relación entre dos iguales, en donde ninguno es mejor que el otro y en donde existe un equilibrio entre lo que uno da y el otro toma y viceversa. Este sería el orden natural en una pareja común; sin embargo, cuando ya entre alguno de sus miembros ha habido un divorcio y además de esa pasada relación quedaron hijos, el orden del amor va a cambiar.

   Es muy frecuente encontrar  parejas, en donde uno de sus miembros tiene hijos y el otro no, se producen sentimientos de desplazamiento, porque su pareja tiende a dedicar tiempo a sus hijos o simplemente los chicos son incluídos en gran parte de sus actividades. Es aquí en donde la persona que no tiene hijos previos, debe tener muy claro su lugar dentro de esta relación, porque va a estar en segundo lugar, mientras no tenga hijos con esa persona.
   Bert Hellinger plantea los órdenes del amor, en donde hace referencia a la jerarquía y explica que todos los que estuvier…

¿Sabes qué asignaturas están vinculadas a la relación de nuestros estudiantes con el padre o con la madre? Algunos tips para trabajar estas dificultades en el aula

Através de los anteriores artículos que he publicado, hemos venido desarrollando, que dentro de las escuelas debemos trabajar los órdenes del amor de Bert Hellinger, basados en la jerarquía, la pertenencia y el equilibrio entre dar y tomar, para que las dinámicas escolares tengan unamejor fluidez.
   Lo primero que debemos hacer es ordenar la escuela y poner a cada quien en su lugar. Este orden es para todo y tiene su base en que lo que nos toca hacer, lo tenemos quever y realizar desde nuestro lugar, porque de lo contrario, gastamos mucha energía tratando de resolver asuntos que no nos corresponde. La Pedagogía Sistémica se basa en incluir y ésto está referido a que no consiste en pelearse en cómo lo hacen los demás, sino que debemos centrarnos en lo que a cada uno nos compete hacer y mirar con buenos ojos al que lo hace diferente a nosotros.
Para poder alcanzar esta amplitud de pensamiento, es imprescindible, que miremos de manera atenta el fenómeno, lo que está ocurriendo  y ampliem…

Una Mirada Amorosa a la Entrevista Escolar con los Padres de Familia

Dentro de las diversas responsabilidades que tenemos los educadores en nuestra tarea pedagógica, se encuentra el trabajo que debemos realizar con los padres de familia, con la finalidad de buscar el bienestar de esta persona que tenemos en común que es nuestro alumno. 

Los directivos de centros educativos, debemos organizar el horario de nuestros maestros, de manera tal, que incluyamos por lo menos una hora semanal para que los padres puedan acudir a conversar con los educadores en relación al desempeño de su hijo en la escuela. De igual manera, para que el docente cuente con un espacio dedicado a convocar a los padres para trabajar en conjunto en la labor educativa de sus hijos.
Esta entrevista con los padres y representantes, no puede ser desarrollada en cualquier lugar de la escuela, ni de cualquier manera, porque de la manera como la conduzcamos y la desarrollemos, va a depender el éxito o no de conseguir un trabajo armonioso y colaborativo entre las dos partes que se reúnen en pro …